Diputada chiquitana rechaza violencia y abusos de colonos avasalladores en Guarayos

La diputada de Creemos por la Chiquitanía, María René Álvarez, rechazó este domingo los actos de violencia y abusos cometidos en Guarayos por grupos de los denominados interculturales afines al partido de gobierno, en su intento de avasallar tierras de originarios en esa región.

Expreso mi profundo dolor e indignación por el asedio y constante atropello a nuestros pueblos en busca de apoderarse de nuestras tierras, su accionar muestra con total evidencia su plan geopolítico de imponer por la fuerza el dominio del MAS utilizando a los denominados interculturales” recriminó la parlamentaria.

El enfrentamiento ocurrido la mañana del sábado en predios de Santa María, Guarayos, durante un operativo de desalojo de asentamientos ilegales, dijo, revela que el Gobierno no está interesado en atender las demandas de los pueblos originarios del oriente, Chaco y Amazonía.

Sus militantes y acólitos interculturales son protegidos por el propio Gobierno, no cumplen las leyes nacionales a las que todos los bolivianos estamos obligados ¿De qué privilegios gozan ellos?”, cuestionó la diputada.

Exigió al Gobierno que responda por lo ocurrido, como la quema de una casa, el ataque a efectivos policiales con tres heridos de bala y a originarios de Guarayos afectados dentro su propio territorio.

Le pedimos al Gobierno que deje de mentir al pueblo, que deje de vender ilusiones a sus acólitos interculturales y gobierne para todos”, enfatizó.

Tres policías resultaron heridos tras un desalojo

Según el documento, un contingente, a cargo del mayor Paniagua, salió del Comando Departamental a cumplir con la orden judicial de desapoderamiento, pero al finalizar la acción los policías fueron emboscados por personas armadas. El encuentro dejó tres uniformados heridos con bala: Yony Cawasiri (40), del DP2; Richard Arnez Beltrán (48), de la UTOP; y David Rodas (38), del DP6, que fueron trasladados al hospital de Guarayos.

La orden de desalojo, ordenada por el juez de las provincias Ñuflo de Chávez y Guarayos, Herman Tito Cuéllar, manda desapoderar a Raúl, Octavio y Franz Ramos Inclan, pero, además, la familia acusó a Armando García de instigar a la violencia contra los policías.

//ANF

Comparte esta noticia en: