Identifican a al menos cinco «grupos de choque» del MAS y piden desarticularlos

El Gobierno anunció la desarticulación de «grupos parapoliciales» que habrían participado en lo que llama «golpe de Estado»; sin embargo, opositores identificaron «grupos de choque” al interior del partido en función de gobierno que siguen activos desde noviembre de 2019.

A diferencia de organizaciones como la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), éstas permanecen activas al amparo del MAS y del Gobierno. El diputado de Comunidad Ciudadana, Beto Astorga, identificó a «Los Satucos» y «Columna Sur» como los grupos masistas que arremetieron la marcha de activistas el 5 de agosto. Astorga entonces fue herido en la cabeza con una piedra.

En el ataque fue identificado el exdiputado y exviceministro Gustavo Torrico como uno de los cabecillas y el mismo admitió que actuó en «defensa propia».

El domingo también se conoció un segundo video de los «Wila lluchus» (gorros rojos) en el que amenazan con quemar la casa de Amparo Carvajal, presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (APDHB) porque pidió la liberación de la expresidenta Jeanine Añez, quien está encacerlada por el «golpe de Estado» en contra de Evo Morales.

Morales se apresuró a desmentir a los «wila lluchus» y dijo que éstos no forman parte de su partido; sin embargo, éstos forman parte del «cuartel del pueblo» del MAS en la ciudad de El Alto.

Hicieron campaña electoral por el binomio Luis Arce-David Choquehuanca y también por Franklin Flores como candidato a la Gobernación, según las publicaciones realizadas en cuentas del colectivo y páginas de medios oficialistas.

Otro grupo identificado como «de choque» son los «guerreros samurais» que, según sus perfiles en redes sociales «luchan en las redes sociales» para la «consolidación de nuestro proceso de cambio».

No obstante, hay registros de la participación de este grupo en las movilizaciones de los seguidores de Evo Morales en noviembre de 2019 que atacaron instalaciones públicas y privadas en El Alto.

En Santa Cruz también aparecieron grupos de choque de los llamados «interculturales» que pretenden frenar la marcha indígena que se dirige desde Trinidad hasta Santa Cruz.

El dirigente Adolfo Chávez advirtió que el Gobierno está organizando grupos de personas como lo hizo durante la octava marcha indígena registrada en 2011 y que derivó en la represión policial.

El diputado Astorga pidió al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, y al viceministro de Régimen Interior, Nelson Cox,que desarticulen a los «grupos de choque». «Lamentablemente el viceministro de Régimen Interior sólo persigue a activistas que han defendido la democracia durante los 21 días de paro movilizado contra el fraude y no hace nada contra los grupos de choque del MAS», lamentó.

//Brújula Digital

Comparte esta noticia en: