ImillaSkate. La armonía del poder femenino sobre una tabla

Un sombrero cochabambino sujetando las tradicionales trenzas, un centro (enagua) que las cubre cuando sus polleras se elevan al hacer un truco y unas zapatillas aptas para soportar la lija de sus tablas son parte de su atuendo, una combinación única. Se trata de las ImillaSkate, un grupo de jóvenes mujeres orgullosas de sus raíces y amantes de su deporte.

“Hemos optado por tomar una identidad que nos una a todas: todas somos bolivianas, hijas o nietas de mujeres de pollera. Tomamos la idea de juntar el deporte y la cultura, ya que la mujer de pollera simboliza la lucha por la libertad e independencia que hemos tenido en la historia”, cuenta a Los Tiempos Huara Medina, una de las Imillas.

Sin embargo, el hecho de patinar con polleras supone mayor dificultad a la hora de realizar algún truco, ya que no pueden verse los pies.

“Al principio fue complicado patinar con la pollera porque no alcanzas a ver tus pies y luego tienes que dominar el truco para no caerte”, cuenta Belén Fajardo.

Las caídas, su mayor aprendizaje

Los moretones, raspones y cicatrices en sus brazos y piernas sólo son una prueba de su constante practica y aprendizaje. “Si te caes, te levantas. Te ayuda a ser perseverante”, dice sonriendo Belén.

“Este deporte es para todos, es algo muy bonito, nadie se excluye con nadie. A todos los que quieran aprender a patinar les digo que no tengan miedo de caerse porque aquí todos se caen y saben lo que es caerse para lograr algo”, sostiene Medina.

Libertad sobre ruedas

Las Imillas cuentan que la brisa acariciando su rostro y la sensación de libertad son lo que más les gusta al estar sobre su skate.

“Lo que más me gusta es el viento que te da de frente, la amistad que nos rodea y el esfuerzo que uno le da”, indica Deisy Tacuri.

Las ImillaSkate son una prueba de lo que el poder femenino puede lograr. La amistad, libertad y sobre todo hermandad que forjaron juntas son sólo es una recompensa.

//Los Tiempos

Comparte esta noticia en: