La gente no quiere vacunarse en Yapacaní; las brigadas móviles solo aplicaron 16 dosis este martes

Solo 16 personas se vacunaron con las brigadas móviles esta martes/Foto Soledad Prado

Este martes el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Erwin Viruez, llegó a Yapacaní con 40 trabajadores de salud para iniciar la vacunación “casa por casa” y subir el índice de personas inmunizadas, puesto que ese municipio del norte cruceño apenas ha vacunado al 27% de su población objetivo. Sin embargo, los esfuerzos fueron vanos, porque solo se aplicaron 16 primeras dosis de Sinopharm.

Se conformaron 12 brigadas (cada grupo tenía 10 dosis en una conservadora), seis con personal de Yapacaní y las otras seis del Sedes, y salieron a recorrer los barrios de la zona desde las 9:00. Además, instalaron tres puntos fijos de vacunación ubicados en la plaza principal, en el mercado agrícola y en la cooperativa Veloz Ichilo.

Fátima Vera, encargada de la vacunación contra el covid en el hospital municipal de primer nivel, dijo que las brigadas realizaron un rastrillaje en los barrios invitando a las personas a vacunarse, pero estas rechazaron la propuesta argumentando que tenían temor.

“La gente nos dice que no requiere la vacuna del coronavirus por varios problemas que ellos han visto, pues dicen que puede causarle reacciones adversa fuertes como han visto en otros vecinos, pero eso no es así, porque esta vacuna Sinopharm es china y no tiene ninguna reacción adversa”, dijo la especialista a EL DEBER.

Otro de los inconvenientes que tuvieron los brigadistas de salud fue que algunas personas rechazaron la dosis chinas por preferir la estadounidense Janssen, de la farmacéutica Jhonson y Jhonson. “Nos pedían esa vacuna y nosotros no la teníamos, porque se nos acabó en agosto”, agregó Vera.

Las brigadas recorrieron los barrios de Yapacaní este martes

La encargada de vacunación señaló que se solo se aplicaron 16 primeras dosis en esta primera jornada móvil que duró ocho horas. Además, dijo que las personas que se vacunaron fueron encontradas en sus domicilios, con el rastrillaje “casa por casa”.

Por su parte, Mirna Molina, supervisora de área dependiente del hospital de primer nivel de Yapacaní, informó que existen 2.300 primeras vacunas de Sinopharm en stock, y otras 2.500 segundas dosis que no fueron aplicadas.

“Invitamos a la gente que no pudo acudir a recibir su segunda vacuna en la fecha indicada, que se apersonen por los centros habilitados, porque sus dosis están reservadas para que completen su inmunización”, recomendó.

Molina dijo que las brigadas móviles continuarán en Yapacaní, en busca de vacunar a la mayor cantidad de personas.

//El Deber

Comparte esta noticia en: