Tras ruptura entre cocaleros del MAS, hay tres dirigencias en Adepcoca

La Asociación de Productores de Coca de los Yungas de La Paz vive una de sus perores crisis. Tras peleas y la ruptura en el bloque de cocaleros afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), la organización tiene a la fecha tres dirigencias: Armín Lluta, Arnold Alanes y Fernando Calle, estos dos últimos afines al oficialismo.

Este lunes, en la cancha del barrio Chuquiaguillo, en la salida a los Yungas, la dirigente Elena Flores, afín al MAS, había convocado a una asamblea para evaluar las elecciones por voto del 4 de septiembre.

En medio del debate, dos fracciones se enfrentaron a golpes y silletazos. Un grupo defendía la presunta victoria en urnas de Arnold Alanes, de la regional Chamaca, mientras que otro sector pedía una elección por aclamación como se acostumbra en la organización.

La toma de Alanes

La mayoría de las regionales denunciaron que el dirigente pertenece a una “zona roja” de producción ilegal de coca del municipio La Asunta

Tras ese altercado, el grupo de Alanes se retiró del lugar y se dirigió hasta la sede de Adepcoca en Villa Fátima.

Alanes dialogó de manera directa con el subcomandante de la Policía de La Paz, Hernán Romero, y tras ese encuentro pudo llegar hasta la sede de los cocaleros.

Calle, otro representante

Ahí juró como el representante de la organización y tomó las oficinas que hasta hace algunas horas ocupó el dirigente Armín Lluta de la denominada Adepcoca “orgánica” que es contraria al bloque MAS.

Mientras eso sucedía, se reinstaló el ampliado en la cancha de Chuquiaguillo y ahí los dirigentes que aseguraron defender los “usos y costumbres” de la organización eligieron por aclamación a Fernando Calle tras cuestionar a Alanes.

La dirigencia de Lluta reclama

En un contacto con Página Siete Digital, Juan Cocarico, el secretario de Organizaciones de Adepcoca del bloque de Lluta defendió la vigencia de su dirigencia y desconoció a Alanes.

“En complicidad de la Policía y el Gobierno ellos (el bloque de Alanes) se atrincheraron en las esquinas y ya no nos han permitido ingresar, posteriormente se conforma este directorio del MAS  a la cabeza de Arnold Alanes. Tenemos información que se han fraccionado en dos grupos”.

Armin Lluta asumió la dirigencia en diciembre de 2020 y en ese entonces comprometió la unidad de la organización en sus dos años de gestión.

“A ellos les dan libre ingreso y a nosotros no nos permitían ingresar. Entonces, hay vemos que el Gobierno ha tenido siempre el objetico de intervenir Adecpoca y conformar un directorio que represente Evo Morales”, sostuvo Cocarico.

El dirigente aseguró que la toma “es momentánea” porque las bases y la directiva de Lluta, de quien se desconoce su paradero, “están firmes y no van a permitir” este tipo de hechos.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: