A sangre fría, la asesinó con un disparo porque «se cansó de ella»

@RadioCompañera

Paulino, de  68 años declaró que  asesinó a Eulalia, su pareja de casi toda la vida,  porque “se cansó de vivir con ella”,  según la Policía. Cerca de la medianoche  martes, el feminicida  alistó una escopeta,  y tras una discusión con su pareja sacó el arma y le disparó en el cuello. El crimen ocurrió en su casa ubicada en la comunidad de Huancané, del municipio paceño de  Chulumani.

“Hubo alevosía y premeditación del señor para cometer este delito. Lo planificó y se prestó un arma de fuego que utilizó para impactar en el cuerpo (de Eulalia de 70 años). Le causó una hemorragia en el cuello”, dijo a Página Siete  el comandante de la Policía de Chulumani, Bladimir Roberto Medina.

Cerca de las cuatro  de la madrugada del miércoles, el caso fue reportado a la Policía y  los efectivos llegaron de forma inmediata a la casa de Paulino. En el lugar encontraron el cuerpo sin vida de Eulalia  con una herida en el cuello y mucha sangre alrededor.

Los uniformados pensaron inicialmente que la víctima fue atacada con un cuchillo. “Le cortaron el cuello de forma irregular,  degollaron a la señora”, informó al mediodía del miércoles Medina.

Los uniformados precintaron el lugar  para “no contaminar la escena del crimen”. Solicitaron  la ayuda  de los  forenses de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de La Paz. Los especialistas realizaron  la autopsia a la víctima.

El director de la Felcv, Jhonny Vega, descartó que la muerte se hubiera producido por un arma blanca. “Para la quitar la vida a la víctima, su concubino habría utilizado un arma de fuego, una escopeta”, dijo ayer en la mañana.

El jefe policial contó que Paulino discutió con su pareja. “Ella habría descubierto que tenía una amante y no lo dejaba salir de su comunidad para viajar a la ciudad de La Paz. Luego de la discusión, la pareja se fue a descansar.  Él mencionó que la señora estaba masticando coca y no le dejaba dormir. Como se había  prestado una escopeta,  con el argumento de  proteger sus hectáreas de plátanos de los loros, tomó esa determinación”, aseguró.

Paulino fue aprehendido por los uniformados luego del hallazgo del cadáver de la víctima. Medina  informo  que el agresor  no se arrepintió. “Es una persona fría. Parece que no tuviera sentimientos”, afirmó.

Según el jefe policial, Paulino presenta un cuadro psicológico y familiar particular. “Es una persona que de niño no tuvo cariño de parte de madre ni de padre. No tiene familiares, no tiene sobrinos, primos ni descendencia”, explicó.

Medina indicó que el feminicida detenido “está tranquilo,  como si no hubiera hecho nada. Confesó ser el autor del asesinato.  Trató de justificar su  crimen al decir  que ella era muy celosa y por ello habría tomado esta cruel decisión”, agregó.

La Policía también arrestó a Jonás,  un joven de 18 años que vivía con la pareja. En una primera declaración él dijo que no escuchó ningún disparo, pero el informe forense   determinó lo contrario.

Ayer se realizó la  audiencia de medidas cautelares. El juez dio detención preventiva en  la cárcel de Chonchocoro a Paulino. Jonás fue enviado al centro  Qalauma.

Las cifras que  duelen
  • Informe  Con el crimen de Eulalia, la cifra de   feminicidios en lo que va del año se eleva a 89 en el territorio nacional.
  • Reporte  El pasado fin de semana, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) reportó dos feminicidios  en el departamento de Cochabamba. El primer caso ocurrió en el municipio de Quillacollo, la víctima tenía 27 años y fue identificada como Teodora Cardozo Mollo. El segundo crimen se registró en una zona del municipio de Cercado.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: