Hay dos versiones sobre la muerte de María en una EPI

María Fernanda P. iba a cumplir 23 años el miércoles 13 de octubre, pero su vida se apagó el miércoles por la madrugada cuando falleció en una celda de la Estación Policial (EPI) de Chasquipampa. Mientras su familia y amigos indican que la joven madre fue golpeada por uniformados, la Policía dice que se suicidó con un lazo. La Defensoría exige esclarecer el caso.

La música fúnebre resonó ayer en la casa de María en la zona de Chasquipampa y la incertidumbre y las preguntas inundaron el salón donde era velada por sus familiares. La joven madre y tres de sus amigos habían sido arrestados el martes por la Policía luego de estar bebiendo en un vehículo público. Horas después, ella apareció muerta.

Laura, una de sus hermanas, relató a Página Siete que la última vez que María fue vista fue la tarde del martes. “Salió con sus amigas, le llamaron. Hasta la noche recién nos llamaron para que vayamos a averiguar. Ahí nos enteramos de todo esto”, contó.

Cuando la familia fue a buscarla, ella ya había fallecido en la celda. Allí les dijeron que la joven madre se suicidó con un lazo. Algo que los familiares y amigos ponen en duda debido a que el supuesto lazo no podría soportar el peso del cuerpo.

“Los chicos que estaban ahí nos contaron otra cosa, que los oficiales de ahí la golpearon; la Policía dice otra cosa. Ya no sabemos a quién creer”, ratificó la hermana de María.

La joven trabajaba como mesera de un restaurante en  Los Pinos y tenía dos hijos, el mayor de cinco años y el menor, de tres. “Era trabajadora, trabajaba por sus hijos, los sacaba adelante; no le hacía mal a nadie”,  lamentó Laura.

Informe policial

El director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel Alberto Aguilar, dio otra versión sobre el caso de María Fernanda P.

Señaló que la joven fue arrestada junto a tres varones por estar consumiendo bebidas alcohólicas en un vehículo público, por lo que fueron arrestados y llevados a la estación policial para cumplir las ocho horas de arresto.

“El informe que nos dieron es que ella se habría quitado la vida con un lazo y este caso ya es de conocimiento del Ministerio Público”, refirió Aguilar.

Piden esclarecer el caso

La delegada defensorial de La Paz, Teresa Subieta, pidió ayer a la Policía esclarecer las circunstancias de  la muerte de María Fernanda. Esa instancia informó que personal de la institución realizó una verificación a las celdas de la estación policial y enviaron requerimientos escritos.

“Ella fue arrestada junto a tres jóvenes y  fueron ingresados en la celda de varones. Posteriormente, cuando se dieron cuenta de que la mujer no contestaba, la trasladaron a un centro de salud muy cerca de la estación donde llegó muerta”, refirió Subieta.

Agregó que cuando  la Defensoría solicitó el protocolo de autopsia para conocer las  causas de la muerte de María, no fueron notificados. “El examen pos- mortem debía realizarse por la tarde, pero lo hicieron por la mañana  y no nos notificaron”, sostuvo.

“Los chicos que estaban ahí con María Fernanda nos contaron  que los oficiales de ahí la golpearon; la Policía dice otra cosa”.

Laura, hermana de víctima

22 años tenía María Fernanda P. Era madre de dos niños, el mayor de cinco y el menor de tres, y trabajaba como mesera.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: