Las Cebras cumplen 20 años con poder para cambiar la ciudad

Alegres y con sombreros de colores, las Cebras se reunieron para festejar sus 20 años de vida en la ciudad de La Paz. Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete.

“Siempre dije que el traje a rayas  es sólo para  los valientes”, aseguró  Guadalupe, quien trabaja como  Cebra desde hace seis años y es una  de las más antiguas. “Ya sea sí  estás triste o con problemas, el traje te cambia. Es como tener un superpoder: te pone alegre y se convierte en tu mejor confidente”,  dijo la  joven que se alistaba ayer para celebrar  hoy, con sus 136 compañeras, los 20 años de este personaje paceño.

Una de sus compañeras se sumó a la charla y reveló cuál es  el superpoder  secreto de las  Cebras:  “Podemos cambiar la forma de pensar de la población para que siga queriendo a la ciudad”.

El 19 de noviembre de 2001 salieron a la calle las primeras Cebras paceñas para ser   educadores viales,  enseñar a la población a respetar los pasos de cebra y a  los choferes a respetar   la luz roja.

Hoy –según Iván Salguero, director de Cultura Ciudadana– las Cebras  tienen un objetivo mayor y son  educadores integrales de cultura ciudadana.

“Venimos realizando varias actividades con el fin de educar en temas medioambientales, del cuidado de los animales, sociales y  ecológicos.  No sólo deben ser vistas en las calles indicando cuál es el paso de cebra. Por el contrario, pueden educar a todo nivel”,  dijo  la autoridad.

Las “Cebritas” realizaron también otras actividades que van desde el fortalecimiento de la lectura hasta la limpieza del bosquecillo de Pura Pura, iniciativa   que logró reunir a más de 1.500 voluntarios. Los ciudadanos también pueden ser parte de la experiencia a través del programa “Cebra por un día”.

Ahora, estos  personajes paceños  encaran un nuevo programa llamado Acupuntura urbana. “Buscamos revitalizar los espacios públicos. Colocar elementos que puedan generar lugares de respeto. Establecer puntos para sanar la ciudad”, dijo. Esta actividad  se consigue con  calles o espacios públicos con murales y  dispensadores  de bolsas para desechos de los animales. Todo con el fin de  embellecer el lugar. Estos sitios son elegidos según las demandas de los vecinos.

Estos  personajes  posaron para  el lente de Página Siete.  Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Los seleccionados para ser  Cebras deben tener entre 15 y 22 años, continuar sus estudios y aprobar el programa de entrenamiento que dura dos meses.

Yumi Martínez, jefa de los educadores urbanos, dijo  que, después de la capacitación, se suman al equipo  “si logran captar la esencia Cebra”.

Las 137 Cebras se reunieron ayer  para definir detalles de su gran festejo de 20 años. Fotos: Víctor Gutiérrez / Página Siete

Ayer, las 137 Cebras se reunieron en el Castillo de la Avenida del Poeta,  “su casa”,  para  definir todos  los detalles para la gran celebración que se realizará hoy en el Jardín Japonés.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: