Realizan una nueva autopsia al joven fallecido en Potosí y la versión de que murió por broncoaspiración se desmorona

A pedido de las organizaciones sociales del MAS y el Gobierno se realizó una segunda autopsia a cadáver de Basilio Titi, el joven fallecido el 9 de noviembre en la ciudad de Potosí, debido a que el primer informe generó dudas en el Ejecutivo.

La nueva versión sobre la muerte de Basilio Titi Tipolo apuntará a señalar que el joven oriundo de Tinquipaya falleció por golpes recibidos en los enfrentamientos del 9 de noviembre. Notoriamente perturbados, los familiares ya dieron a entender esta otra narrativa en la transmisión directa realizada por El Potosí.

La nueva autopsia fue realizada esta mañana en el hospital Daniel Bracamonte y después del exámen el cuerpo fue trasladado a la Federación de Campesinos de Potosí para posteriormente ser enterrado.

La columna fúnebre fue integrada por familiares e integrantes de las organizaciones sociales del MAS que proclaman que Titi era integrante de la Federación de Campesinos de Potosí. Los afectados pidieron justicia en medio de llanto de sus familiares.

Los familiares de la víctima evitaron dar declaraciones a los periodistas mientras un supuesto funcionario del Ministerio de Justicia declaró a radio Fides que están esperando los resultados del examen y que no se adelantarán ningún resultado.

El primer informe de la autopsia realizada por el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) concluyó que Titi falleció por una broncoaspiración como consecuencia de un atragantamiento con bolo de coca y registró hematomas como consecuencia de una caída.

El Potosí logró registrar la nueva tendencia que tendría el nuevo informe de autopsia. La nueva versión señalaría que Titi murió por los golpes recibidos en los enfrentamientos del 9 de noviembre.

Inicialmente, una persona, que dijo ser dirigente de la Federación de Campesinos, dijo que a Titi le fracturaron la nariz y que tenía la cabeza rota. Añadió que los familiares tienen derecho a saber la verdad y afirmó, enfáticamente, que la versión de que murió atragantado con coca es una mentira.

Uno de los familiares, que no quiso dar su nombre, dijo que Titi tenía fracturas en la cabeza. Se incomodó al ser entrevistado y no quiso seguir hablando. La madre del fallecido dijo que no sabía nada y otra persona se acercó para alejarla de los micrófonos, registró El Potosí.

El medio potosino hizo notar que la primera autopsia fue practicada por la médica forense Patricia Álvarez Maceda y concluyó que el joven murió porque un bolo de coca se quedó en su tráquea y provocó su asfixia. Esta mañana no estuvo la profesional sino «forenses» de otros departamentos.

El primer informe de la autopsia fue desacreditada por las organizaciones sociales del MAS y el Gobierno, y solicitaron un nuevo exámen forense.

//El Potosi

Comparte esta noticia en: