Trabajó como albañil para pagar sus estudios y hoy ya es abogada

Magalí Giménez Bogarín,  la joven de Paraguay de 24 años, al convertirse en licenciada en derecho por la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y jurar ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se convirtió en todo un ejemplo de superación y perseverancia en la lucha de aquello por lo que se anhela con todo el corazón.

Ella es el rostro humano de la frase: “querer es poder”, porque como muchos otros jóvenes humildes que sueñan un futuro mejor y llegar a formarse en la universidad, ella trabajó como ayudante de albañil junto a su padre para costear sus estudios. Todo ese esfuerzo tuvo su recompensa, dejó de lado los ladrillos y mezclas de cemento, se puso elegante y juró como abogada.

“El Estado tiene pendiente generar espacios para mujeres, jóvenes y personas humildes, porque generalmente los que terminan ocupando los espacios son nuevamente personas adineradas o hijos de políticos, hoy sueño que eso no sea cierto y logre concretar este sueño, que a pesar de que fue un camino difícil, de poder ejercer mi profesión consiguiendo un trabajo”, señaló Giménez.

La joven, flamante nueva abogada, recordó que cuando iniciaba la carrera, no tenía forma de pagar ni la primera cuota de la matrícula y hablando con su padre, que es de profesión maestro albañil, decidió trabajar con él para costear sus estudios. En este sentido, su padre empezó a agarrar obras y dejó de contratar a ayudantes, ella y todos sus hermanos cubrieron esa función para que ese dinero sea invertido en sus estudios.

“Siempre le ayudé a mi papá las veces que podía porque también tenía que ir a la facultad y como él era mi jefe, no había mucho problema. Es la primera vez que estoy compartiendo y estoy segura que ellos –su familia– también están sorprendidos con esta noticia porque es algo que nosotros hacíamos con la familia para cubrir estos gastos”, señaló la destacada joven.

De albañil a abogada: joven sacrificada trabajó de albañil para costear sus estudios en derecho UNA y ya es abogada. Foto: Gentileza.

Giménez insta a los jóvenes a no desistir de sus sueños, a buscar la manera de alcanzarlos porque: “No se rindan, mientras más difícil sea el camino, más rica será saborear la victoria que alcancemos, sigan sus sueños”, dijo.


//La Nación PY

Comparte esta noticia en: