Caso Mateo: mujer finge embarazo, roba un bebé para volver con su ‘ex’ y cae presa

Policía regresa al bebé Mateo a los brazos de su madre (izq). Nancy Ch.L., raptora del niño, es trasladada el miércoles a celdas policiales (der)

Nancy Ch.L. le mintió por meses a su expareja sobre un supuesto embarazo y llevó hasta las últimas consecuencias su decisión. Arrancó a un bebé, de ocho meses, de los brazos de su madre para que su exconcubino vuelva con ella y terminó, con detención preventiva, en la cárcel de San Sebastián Mujeres de Cochabamba. Para algunos su versión carece de credibilidad y no descartan que la mujer, de 29 años, sea parte de una organización que se dedica al robo de menores de edad.

“Me he separado (de mi pareja) hace casi un año. No quería separarme y le dije que estaba embarazada y ahora móstrame a la wawa (niño) estaba diciéndome. Yo quería que me presté (al bebé) y hoy iba a devolvérselo (…). Por estar con ese hombre estoy haciendo estas cosas, era que no lo haga”, dijo Nancy en contacto con Red Uno, mientras se encontraba el miércoles en celdas policiales de Quillacollo.

El llanto del bebé y una llamada de alerta fueron claves para el rescate de Mateo y captura de su raptora.

12 HORAS DE ANGUSTIA

Nancy, madre de dos niños, había decidido hacer lo que fuera para seguir adelante con sus planes. La mañana del martes 11 de enero, la raptora tomó contacto con Elsa, la mamá del bebé Mateo, quien vende carcasas de celulares en inmediaciones de la plaza de Quillacollo, mostrándose interesada en sus productos.

Elsa no había notado nada extraño. Nancy se fue después de conversar, pero volvió a mediodía y luego casi al atardecer indicándole que tenía una reunión porque el Gobierno iba a darle un bono e incluso le dijo, para ganarse su confianza, que ella también podría beneficiarse.

Más tarde, la mujer, que se dedica al comercio, dejó a su bebé al cuidado de su hijo mayor de 13 años, mientras iba al baño. Ese momento fue aprovechado por la raptora, quien se llevó al pequeño al promediar las 20:00 de la calle Héroes del Chaco con rumbo desconocido. El hermano mayor la siguió, pero ella se subió a un vehículo.

Elsa volvió al sitio donde había dejado a sus hijos, pero el más pequeño estaba desaparecido. Buscó ayuda en la Policía y, al igual que los investigadores, estuvo buscándolo toda la noche.

Tras conocer el caso, la Policía activó el Plan Z, cerró carreteras y desplazó personal especializado a las trancas, alojamientos y otros sitios para realizar la búsqueda del bebé Mateo ante la posibilidad de que su raptora intente salir del departamento y del país.

La madrugada del miércoles 12 de enero, la llamada de un “ángel” que inicialmente era anónimo alertó sobre el posible paradero del niño raptado. Horas antes, el llanto de Mateo llamó la atención de los dueños de la casa donde Nancy, junto a sus dos hijos, alquilaba una habitación.

El propietario había visto la fotografía del bebé robado en Facebook y cuando se aproximó a su inquilina que estaba sosteniendo al bebé le encontró parecido con el menor buscado. Le preguntó por la madre del niño y ella le dijo que era de su hermana. El hombre fue a su cuarto, volvió a revisar la foto en su teléfono y sospechaba que se trataba del mismo pequeño.

Alertó a los efectivos policiales, mientras vigilaba a su inquilina sin que ella se diera cuenta. Nancy, junto a sus dos hijos y el bebé, salió del domicilio y estaba aguardando transporte público. El propietario tuvo que ir tras ella, impedirle que siga su trayecto y arrebatarle al niño hasta que la Policía se hiciera cargo del caso.

Los investigadores llegaron a la zona de Ironcollo cerca de las 8:30 e ingresaron, con la autorización del dueño del inmueble, a la habitación de Nancy. Encontraron al bebé con otra ropa, pero la que tenía cuando fue robado estaba en ese cuarto.

Luego, Nancy fue trasladada a celdas policiales e imputada por el delito de trata de personas. La Justicia determinó el viernes 14 de enero su detención preventiva, por seis meses, en el penal de San Sebastián Mujeres, mientras continúan las investigaciones. La defensa de la familia afectada pedirá que se realice una triangulación de llamadas para confirmar o descartar que la raptora tenga cómplices y sea integrante de una organización dedicaba al robo de niños.

Dudan de la imputada puesto que dio distintas versiones, entre ellas que iba a pagarle a Elsa por el bebé, pero la madre de Mateo rechazó esa aseveración. En tanto, los hijos de la raptora están al cuidado de su tía materna.

//Opinión

Comparte esta noticia en: