Dan el último adiós a Génesis, una joven madre que perdió la vida en el accidente en Chile

Familiares despiden a Génesis Garnica en el cementerio de Quillacollo, Cochabamba. NOÉ PORTUGAL

Génesis Garnica dejó una niña, de tres años, en la orfandad. La joven, que vivía en Quillacollo, migró hace cuatro meses a Chile en busca de mejores oportunidades, pero un accidente acabó con sus sueños, al igual que de otros siete compatriotas, en la ruta H-66, conocida como el camino de la Fruta, en la comuna de Peumo, la tarde del 29 de diciembre de 2021.

“Génesis era muy trabajadora. Se preocupaba mucho por su hijita, sus hermanos y por mí. La situación estaba complicada y se fue buscando mejores días, pero ha vuelto muerta. Lo más doloroso es perder a una hija y solo pido justicia”, dijo la madre de la víctima.

Génesis y Jhoel, hermanos, se fueron juntos a Chile. Su hermano menor, quien cumplió recientemente 18 años, es uno de los dos sobrevivientes de la tragedia. Salió de terapia intensiva hace casi dos semanas, pero continúa hospitalizado.

Grisel, hermana de Génesis y Jhoel, dijo que robaron la casa donde vivían sus hermanos en Chile. “No les han dejado ni un peso. Se llevaron su plata, celulares y documentos (…). Ni siquiera querían pagarles, les debían y sabemos que el contratista no era el (chileno) que falleció en el accidente. Queremos justicia y pedimos ayuda para que nos colaboren con un abogado en Chile que haga justicia para los ocho fallecidos y los dos sobrevivientes”.

Génesis, de 22 años, tenía pensado retornar a su hogar a fines de enero porque extrañaba mucho a su hijita, quien está al cuidado de su madre, pero un camión de carga y el furgón amarillo, en el que viajaba junto a otras 10 personas (un chileno y nueve bolivianos), chocaron en la comuna de Peumo perteneciente a la Región de O’Higgins. El hecho de tránsito dejó nueve fallecidos, el conductor chileno y ocho jóvenes de nacionalidad boliviana, y dos compatriotas heridos.

REPATRIACIÓN

El primer vuelo, desde el aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez de Santiago de Chile, llegó el sábado con los cuerpos de Génesis Garnica y Paúl Leaños Quintanilla al aeropuerto de Viru Viru de Santa Cruz. La Cancillería gestionó el traslado de Garnica hasta Cochabamba y lo mismo hará con las víctimas que tenían como residencia otras ciudades.

Los dos jóvenes fueron despedidos ayer por sus familiares, amigos y vecinos. Génesis en el cementerio de Quillacollo (Cochabamba) y Paúl en el cementerio Parque Jardines de Paz de Santa Cruz.

Este domingo continuó la repatriación. Arribaron a Viru Viru los cuerpos de Laura Herrera Jiménez y Silver Noel Flores Lomar. Ambos nacidos en Santa Cruz.

Según información de la Cancillería, la repatriación de las otras cuatro víctimas mortales se realizará hasta el 20 de enero. Todos llegarán al aeropuerto de Viru Viru y luego hasta sus ciudades de residencia.

El cuerpo de Dayber Arancibia Albis será trasladado por vuelo hasta Sucre. En tanto, los tres hermanos Corchado Condori serán trasladados vía terrestre hasta la ciudad de Yacuiba, Tarija.

//Opinión

Comparte esta noticia en: