Prada y Del Castillo, las fichas de Arce en la mira del ala dura

Mientras que el entorno de Evo Morales es más político, el de Luis Arce es más técnico. Pero no por ello escapa a las presiones del ala dura, que ha pedido el cambio de los hombres y mujeres de confianza del Presidente dentro del  gabinete.

La ministra de la Presidencia, Marianela Prada; la ministra de Planificación del Desarrollo, Felima Mendoza;  el de Gobierno, Eduardo del Castillo; de Justicia, Iván  Lima; y el de  Economía y Finanzas Públicas,  Marcelo Montenegro son considerados los más cercanos a Arce. Los mismos son, precisamente, los más criticados por el ala dura del partido oficialista.

“En el caso del actual presidente Luis Arce, parece ser  que hay una tensión con esa línea dura del MAS, que tiene una presencia importante dentro del actual Gobierno”, manifestó el analista Ludwig Valverde.

A su parecer, la principal figura  en el entorno de Presidente es la de Marianela Prada, quien ya fue jefa de Gabinete de Arce cuando éste era ministro de Economía, en la gestión de Morales.

“Prada es una figura importante en el esquema de la organización de poder de Arce. De alguna manera contiene o  intenta contener esa difícil pulsión que hay dentro del MAS, entre la línea dura y esta otra que pretende ser más de consenso y que estaría muy ligada al vicepresidente David Choquehuanca”, manifestó el analista.

Fuentes cercanas al mandatario identifican también a Felima Mendoza como una de las  personas de confianza. La joven autoridad fue parte del directorio del Banco Unión (observado por el caso desfalco) y dirigió el campo ferial Chuquiago Marka. Pese a las variadas quejas sobre maltrato al personal o irregularidades, trabajó muchos años y  muy cerca de Arce.

Otro de los personajes fuertes  es Del Castillo. Al igual que Prada, siempre se los ve junto al presidente. Es miembro de Columna Sur, grupo al que también pertenece la exsenadora Adriana Salvatierra. Es sin duda una de las autoridades más polémicas del gabinete.

Iván Lima pertenece a ese equipo técnico escogido por Arce y fue observado por no tener  militancia en el partido. Si bien empezó su gestión con la bandera de la independencia judicial, acabó alineándose.

Valverde advierte que en los hechos parece ser que la línea dura dentro del actual esquema de Gobierno es la que se va imponiendo. “Ello se evidencia en los argumentos y conductas que Arce plantea al país”.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: