Su mamá contrajo Covid y los cuatro niños salieron a venden dulces

Mujer embarazada y contagiada con COVID reposa en su casa con su hija menor (izquierda). Uno de los niños infectados vende dulces en la calle. DICO SOLÍS

Cuatro hermanitos salen todos los días a vender dulces a las calles, desprovistos de barbijos o alcohol en gel y expuestos a las lluvias torrenciales de estos últimos días, entre otros factores de riesgo. Su vulnerabilidad los hizo presa fácil para el coronavirus. Todos están infectados y lo más grave es que llevaron el virus a su casa, donde tienen familiares aún más delicados, como su madre que se encuentra en estado de gestación y su padre.

Este es el drama de una familia de escasos recursos económicos que vive en Villa Israel (zona sur de Cochabamba). Todos tienen COVID-19, pero la enfermedad es más dura con algunos de ellos.

La madre de los niños, por su estado de gravidez, no podía acceder a alternativas laborales y, ahora que está infectada, su situación es peor, porque está postrada.

De acuerdo con un informe de Israel Pinaya, el líder médico de una brigada solidaria que los atiende, la mujer atraviesa la última fase de embarazo, por lo que es posible suministrarle algunos medicamentos para tratar la COVID-19. Sin embargo, requiere con urgencia una ecografía para conocer el estado de su bebé y si es posible adelantar el parto. No tiene seguro médico.

Según una valoración preliminar, el bebé en camino se mueve y su corazoncito late, pero su tamaño no es el indicado para el tiempo de gestación que tiene, quizá por la mala alimentación que llevó a lo largo de estos meses.

Pinaya reiteró que se requiere un estudio más preciso y buscan una empresa que le haga un descuento o le regale este sonograma a la mujer.

Adelantó que lo más probable es que la madre deba ser atendida en el Maternológico Germán Urquidi porque está infectada.

SITUACIÓN

Ahora, los cuatro niños son el sostén económico de la familia. Si bien todos dieron positivo a la prueba, los pequeños de entre dos y 11 años de edad aprovechan que están estables para seguir vendiendo dulces en las calles y así conseguir el dinero que les permita costear el tratamiento de su madre, que está delicada.

Tienen sus barbijos bien puestos, dotados por el personal médico que los atendió, pero aún deambulan expuestos a las crudas condiciones meteorológicas. Están por inmediaciones del Sombrero de Chola, por la América y Santa Cruz y cerca de la Papa Paulo y Aniceto Arce.

“El virus no respeta ni condición social”, dijo Pinaya e informó que el padre, que se ganaba la vida haciendo arreglos técnicos domiciliarios, también está delicado debido al coronavirus.

AYUDA

El equipo solidario que valora a la familia indicó que además de medicamentos, se requiere víveres e indumentaria para todos. “Viven en condiciones precarias”, su cocina es tan pequeña que no abastece para cocinar una ración para todos. Ahora que están enfermos la alimentación es crucial para que se sobrepongan.

Toda ayuda es bienvenida. Los números de contacto para entregar donativos son: 65730360 y 69517291.

La familia vive en Villa Israel, en proximidades a la parada del 111.

//Opinión

Comparte esta noticia en: