Jeanine Áñez luce repuesta después de un bajón de más de tres meses en este año

La expresidenta Jeanine Áñez, en una huelga de hambre, en su celda de Miraflores

En enero de este año se publicaba una fotografía de la expresidenta Jeanine Áñez totalmente demacrada. Desde entonces han pasado casi cuatro meses, que también marcan el inicio del juicio oral contra la exmandataria. En esta oportunidad, estaba vestida de blanco y negro, con un semblante visiblemente recuperado.

Jeanine Áñez ya lleva detenida preventivamente 413 días, desde el 13 de marzo de 2021. No puede acceder a la libertad provisional por decisión de jueces y fiscales, que respaldan en el supuesto peligro de fuga su decisión para que continúe tras las rejas y no se defienda en libertad.

Dos días después, el 15 de marzo, era trasladada al penal de Obrajes en la zona Sur de la ciudad de La Paz como detenida preventiva dentro un caso que se había iniciado ‘de forma silenciosa’ en diciembre de 2020, en el que se la acusa de sedición y terrorismo.

A partir de ese momento, empezó a cambiar la vida de la exmandataria y también su imagen. En abril de 2021 se filtró la primera fotografía de una Jeanine Áñez postrada en cama y enferma. Entonces su familia inició su extenuante campaña para lograr su libertad que hasta ahora niega la justicia en La Paz.

El 11 de agosto, cinco meses después de estar encerrada salía por primera vez de su encierro, sostenida por terceros, ayudada por su hija Carolina Ribera y en un aparatoso viaje de cuatro cuadras con un despliegue impresionante de policías. Solo la llevaron al hospital del Tórax para que le realizaran exámenes y análisis clínicos. No había necesidad de internación, concluyeron los médicos.

LEER MÁS  Concejales hallan en la basura los stickers retirados de la camioneta usada en el ataque a la casa de Jhonny

La fotografía más dura se publicó el 4 de enero de este año. En la misma, la exmandataria lucía totalmente demacrada, pese a ello seguía denunciando la supuesta persecución política de la que es objeto. Incluso la familia confirmó que había perdido más de 10 kilos de peso.

Este 25 de abril (hace cinco días) se abría la fase de presentación de testigos y al mismo tiempo el Tribunal Primero de Sentencia dispuso las audiencias presenciales para este proceso y se pudo advertir la presencia de una Jeanine Áñez mucho más respuesta, asistiendo a sus audiencias -vía online- desde su celda en el penal de Miraflores.

//El Deber

Comparte esta noticia en: