Desde dichos hasta un bloqueo, la pugna entre el evismo y el Gobierno se intensifica

Evo Morales, líder del MAS, y Luis Arce, presidente. Foto: Telegram Luis Arce.

La disputa dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS) se intensificó, en lo que va de mayo. Las señales registradas en ese sentido van desde el cruce de declaraciones polémicas entre los denominados evistas y renovadores, hasta el reciente bloqueo registrado en Chimoré, trópico de Cochabamba.

Las señales indicadas son las siguientes:

1) El 2 de mayo se dio a conocer que jefes policiales están supuestamente involucrados con el robo de autos en Chile. Morales, líder del MAS, dijo que los uniformados “pareciera que por perseguir a dirigentes se olvidan de detener a delincuentes”. Según la Ley 1387, el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, está en la máxima jerarquía del mando policial.

2) En la sesión del Legislativo para designar nuevo Defensor, el 5 de mayo, asambleístas del MAS votaron divididos (no se eligió a esa autoridad porque ninguno de los aspirantes logró dos tercios).

3) El 7 de mayo, el exmandatario Morales tuvo una reunión con el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca. Un día después, acusó a una autoridad del Ejecutivo, sin dar el nombre, de atacar al Chapare.

4) Según el diputado masista Vicente Condori, el ministro de Gobierno, el 12 de mayo, durante su informe oral ante la Comisión de Policía y Fuerzas Armadas de la Cámara de Diputados, puso en duda el denominado “narcoaudio”, que difundió Morales. El registro de sonido involucra a policías.

5) El 11 de mayo, pobladores de Chimoré, bastión del líder masista, iniciaron un bloqueo en la ruta a Santa Cruz. Con esta medida, demandaron el asfaltado de una vía que quedó afectada por la construcción del aeropuerto. Ayer, el jefe de bancada del MAS en el Senado, Leonardo Loza, anunció la suspensión de la medida de presión. Aclaró que aún persiste la intransigencia de dirigentes del comité de bloqueo por la mala información.

6) El 8 de mayo, el viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Freddy Bobaryn, resaltó el liderazgo de Choquehuanca y aseguró que demostraron que “el MAS-IPSP ¡no es una persona!”. Además, aludió de manera indirecta al presidente del MAS y otras exautoridades, cuando dijo que en 2019 “muchos optaron por huir, asilarse o esconderse”. Ayer, el diputado oficialista Héctor Arce calificó a la autoridad del Ejecutivo como “malagradecido y cargamaletines”, y sostuvo que no tiene moral para hablar de las luchas de 2019.

El bloqueo del camino de Chimoré se levantó luego de tres días. | Los Tiempos

La pugna será intensa

El politólogo Carlos Cordero afirmó que cada día que pasa es más evidente la división dentro del MAS. Prevé que a medida que transcurra el tiempo, los impases serán más intensos, puesto que se evidencia que el presidente Arce tiene la intención de ir a una reelección, lo cual incomoda a Morales.

“Las peleas se irán intensificando. Ahora vemos peleas entre diputados y viceministro, eso irá escalando a las cabezas. Las acciones entre uno y otro bando serán más hostiles. Desde el ámbito que sea, dirigencias, la Asamblea Legislativa, los evistas van a descalificar a los renovadores y en el otro lado también habrá acciones en contra de los evistas”, sostuvo.

Cordero considera que es probable que desde la facción que sigue a Morales apuesten por desgastar la gestión gubernamental. “Hay una alta probabilidad de que Evo Morales bloquee a Arce y eso va a ser para demostrarle poder y que está en la Presidencia gracias a él. Esto se verá seguido y con intensidad mientras más cerca estemos a las elecciones del 2025”, enfatizó.

Liderazgo unificador

El abogado constitucionalista y analista Israel Quino manifiesto que son evidentes algunas rencillas entre sectores que apuestan por diferentes liderazgos. Añadió que para las próximas elecciones presidenciales, a causa de esta división, es probable que en las izquierdas se haga visible un liderazgo unificador.

“En las elecciones del 2025, los protagonistas nuevamente serán las izquierdas, habrá una lucha entre las izquierdas (…). Desde las izquierdas pueden generarse nuevas corrientes de liderazgo, por supuesto al interior del MAS, que puedan generar unidad, que puedan resolver estas aparentes diferencias que pueden profundizarse a medida que se llegue a la fecha de los comicios”, dijo.

Quino afirmó que el presidente Arce no debe ir a una reelección, puesto que los acontecimientos de 2016 (referendo) y de 2019 (movilizaciones ciudadanas) dejaron lecciones. “Si el Presidente quiere ir a una reelección va a ser otro error político. El MAS tiene que aprender las lecciones de 2016 y de noviembre de 2019 y profundizar la democracia de liderazgos alternativos”.

6 SEÑALES
muestran que en lo que va de mayo evistas y renovadores
intensificaron su disputa.

 

Si el presidente Luis Arce quiere ir a una reelección, va a ser otro error político; el MAS tiene que aprender las lecciones de 2016 y de 2019

Israel Quino, abogado y analista

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: