La tragedia de Laura: revelan que el feminicida la acosaba y que ella soñaba con ser miss

David V., acusado por el crimen de Laura C. Del otro lado, la joven víctima, que quería ser modelo.

David V., el principal acusado por el feminicidio de Laura en La Paz, no aceptaba que ella haya decidido terminar con su relación y la acosaba constantemente. Informes preliminares indican que, en medio de su insistencia por volver con la joven de 19 años, el viernes 29 de abril, el hombre la persiguió para luego asesinarla, acto que fue planificado.

La víctima tenía 19 años y cursaba el segundo año de la carrera de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Era parte de un trío de primas y un cuarteto de amigos, con quienes compartía muchas vivencias: jugar, bailar, comprar ropa y ayudar a la gente. “Conocimos muy poco de su relación con él, pero desde que comenzó, yo le pedí que termine porque siempre me dio muy mala espina”, contó a Página Siete Mayra Orellano, la prima de Laura.

Su amiga de la universidad, Diana Galeano, relató que efectivamente “Laura enamoró con David, pero la relación sólo duró dos meses”. “Aunque no supimos cómo lo conoció, alguna vez me comentó sobre él”, agregó.

Galeano recordó que hace menos de un mes, Laura le contó que tuvo una discusión con David, pero no le dio más detalles. “Se la veía muy triste”, dijo.

Para muchas de sus amigas y familiares la relación entre Laura y su verdugo fue muy misteriosa. “Ella no publicó una foto con él en sus redes sociales”, sostuvo Galeano.

Mayra contó que dentro de las pocas charlas que tuvo con Laura sobre David, ella le contó que él estaba “muy obsesionado” y le dijo que no le gustaba “que alguien la acose”. “Por eso le pedí que se aleje, que esa persona no era para ella y que ella no se merece tal cosa”, agregó.

Aunque esa relación le quitaba el sueño, Laura siempre fue una joven alegre, le gustaba verse bien y por eso uno de sus sueños era “ser Miss La Paz” porque  casi siempre era elegida como la reina de su colegio.

Laura nació en Cochabamba y vivió casi toda su niñez en el municipio de Guanay, de La Paz. Llegó a la sede de Gobierno para estudiar en la UMSA.

Mayra dijo que entre sus sueños estaba ser abogada internacional para ayudar a la gente más humilde. Ingresó -por eso- a la carrera de Derecho. Ahí conoció a Diana y Gustavo, con quienes llegó a formar una gran amistad. La madrugada del viernes -a las 2:00- fue la última vez que los tres amigos hicieron una llamada grupal.

“Habíamos decidido ir el viernes a la fiesta de la facultad y por eso conversamos. Cuando la llamamos, ella ya estaba en el lugar (el alojamiento) y aunque no nos dijo nada, nosotros sospechábamos que estaba con alguien, por los sonidos de fondo”, dijo Galeano.

Diana recordó que en ese momento Laura estaba muy nerviosa.  “Fue ella quien cortó antes la llamada”, sostuvo.

El informe del ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, da cuenta que el crimen fue planificado. Según la autoridad, David llevó a la joven al alojamiento Juan XXIII con identificaciones falsas, primera prueba del crimen planificado. “Laura C. ingresó al alojamiento cerca de las 19:00 (del jueves) junto a  Sergio  R.G. L. con una identificación falsa que fue usada por el feminicida”, dijo.

Al día siguiente, el viernes a las 9:00, el acusado salió de la habitación e indicó que iría a comprar desayuno, pero no retornó. A las 11:00, el administrador tocó la puerta de la habitación y como no hubo respuesta, comunicó a la Policía que horas después halló el cadáver de la joven.

El informe de la autopsia indica que Laura falleció por anoxia cerebral y asfixia mecánica por estrangulación manual.

¿Cómo identificaron a David? Del Castillo relató que fue gracias al número de celular del feminicida, pues días antes él llamó de su celular insistiendo para reservar la habitación y el amigo de Laura confirmó que se trataba del teléfono de David. Luego de una investigación, el fin de semana se logró identificar el lugar donde estaba el agresor. “Se lo encontró en Copacabana”, agregó.  Según el informe policial, David fue encontrado en la fiesta de Colquepata.

La fiscal Nilda Calle indicó que en la audiencia cautelar la justicia determinó para David seis meses de detención preventiva en el penal de Chonchocoro.

La madre de la joven pidió justicia para su hija y el máximo castigo para el autor del crimen.

El agresor tiene 3 abogados

La familia de Laura C. se sorprendió al saber que luego de la aprehensión de David V., el principal acusado del  feminicidio de la joven, él ya tenía tres abogados para su defensa. Mientras que desde el lado de la víctima la familia hasta ayer no contaba con un jurista.

“Es una pena que mientras nosotros estábamos llorando y velando a mi hija, este sujeto ya tenía tres abogados”, dijo la mamá de la víctima, Patricia Montaño.

La familia aseguró que no contaba con un jurista porque su prioridad era dar cristiana sepultura a la joven.

El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Óscar Heredia, dijo  ayer que “esa casa de estudios superiores colocará a un abogado para la defensa de la familia de la víctima”. Agregó que como universidad estará presente en el juicio en defensa de la joven.

“Invito a participar como una comisión importante de defensa de los derechos humanos”, dijo  ayer en la mañana luego de participar en una marcha de estudiantes de la UMSA en demanda de justicia para Laura.

Hicieron un muñeco para protestar contra el agresor Foto: Carlos Sánchez / Página Siete

La víctima era estudiante de segundo año de la carrera de  Derecho de esa casa de estudios.

Similar movilización se realizó en Tarija, donde la joven vivió en su niñez y también en la población paceña de Guanay, donde vivió gran parte de su adolescencia.

“Queremos que aquí (en Guanay) se construya una universidad para que nuestros hijos no vayan a la ciudad para que los maten”, dijo una madre.

//Pagina Siete

Comparte esta noticia en: