Suspenden un acto de posesión y niegan la renuncia de Aguilera

El Gobierno suspendió ayer de forma intempestiva un acto de posesión de autoridades, luego de que circulara la supuesta renuncia del comandante de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera. Los legisladores del MAS confirmaron que de forma extraoficial conocieron la dimisión del jefe policial. Sin embargo, la versión fue descartada desde la institución verde olivo.

“Indicaron de forma no oficial que había renunciado Aguilera y que la posesión sería de un jefe policial y no una autoridad minera, porque el presidente solo puede posesionar ministros, comandantes de la Policía y de las Fuerzas Armadas”, confirmó a EL DEBER, el diputado Ramiro Venegas, del MAS.

Ayer se había convocado a un acto de posesión en Casa Grande del Pueblo a las 19:30, pero luego de una hora de espera, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, se disculpó con los invitados, entre ellos ministros de Estado. Explicó que el cambio se trataba del titular de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) e informó que la medida se asumió por “motivos de fuerza mayor”, debido a que la persona designada no pudo arribar a la sede de gobierno.

El acto se suspendió para hoy a las 7:30 en Casa Grande del Pueblo. El presidente de la Comibol deberá ser designado por el ministro de Minería.

LEER MÁS  Arce muestra economía sólida, pero omite cifras en deterioro

Según el portal Urgente.bo, horas antes de suspender el acto, el presidente Luis Arce se habría reunido con el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo, y todo el Estado Mayor de la Policía Boliviana.

“El comandante Aguilera debería dar un paso al costado”, sostuvo el diputado oficialista Daniel Rojas y planteó un “cambio de timón” en las altas jerarquías de la institución policial. También sugirió que el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, sea removido del cargo, como solicitó el jefe del MAS, Evo Morales.

La posibilidad de cambios en el área de seguridad del Gobierno se mencionó por el caso de Misael Nallar y la muerte de dos sargentos y un voluntario civil del Gacip ocurrido el 21 de junio en el municipio de Porongo, Santa Cruz. Además del caso de los autos robados y “deficiencias” en la seguridad ciudadana.

Ayer por la mañana, el jefe de Estado, Luis Arce, durante los actos del 196 aniversario de creación de la Policía, dijo que había efectivos policiales que hacían quedar mal a su institución y pidió actuar con mano dura en contra de estos malos funcionarios.

//El Deber

Comparte esta noticia en: