Las ‘mulas humanas’ cobran Bs 257 por kilogramo de cocaína que transportan a Brasil

Cruzan todas las madrugadas por estrechas hileras que suplantan a los caminos en la inmensa selva. Van de Bolivia a Brasil cargando ladrillos de cocaína rezando para no ser detenidos al pisar suelo brasileño. Son las “mulas humanas” del narcotráfico que son utilizadas más a menudo por las mafias debido al estricto control aéreo de militares y policías de Brasil. Cada “mula” cobra 37 dólares por cada ladrillo de cocaína y puede llegar a cargar hasta 15 en una mochila, lo que sumaría 555 dólares en una riesgosa travesía.

Según un informe de la Secretaría de Estado de Seguridad Pública de la región de Mato Grosso de Brasil, entre mayo de 2011 y el mismo mes de 2022 se incautó 3.937 kilogramos de cocaína refinada proveniente de Bolivia. Además, en el mismo periodo las autoridades del vecino país decomisaron 3.899 kilogramos de pasta base de cocaína. Estas incautaciones se realizaron en las regiones brasileñas de Cáceres y Pontes e Lacerda.

También se decomisó marihuana proveniente de Bolivia: 310 kilogramos se sustrajo de esta hierba. Y un dato adicional es que diez kilos de crack fueron encontrados el mes de octubre de 2021.

En este informe, al que tuvo acceso EL DEBER, se publica la cantidad de droga decomisada proveniente de Bolivia. Se muestra cada Región Integral de Seguridad Pública (RISP) conformada por dos localidades: Cáceres, que está cerca del municipio boliviano de San Matías; y Pontes e Lacerda, que es parte de la frontera con Bolivia. En el documento se muestra el tipo de droga decomisada: cocaína refinada, pasta base de cocaína, marihuana y crack.

Desde el 20 de junio de este año se publica en el informe los operativos que realizan militares y policías brasileños. En todos estos días hubo resultados de las operaciones, logrando detener a bolivianos y brasileños transportando droga en bultos.

LEER MÁS  Choquehuanca se estrella contra la democracia que divide

Desde San Matías

Las “mulas” pasan a Brasil desde San Matías. Inician su paso de madrugada y por lugares donde no hay caminos. Se insertan en la selva abriéndose paso como puedan. No saben el resultado de su destino, ya que al lado brasileño existe un riguroso control de efectivos militares y policiales.

El 21 de junio de esta gestión se realizó el operativo “Horus/Vigia”. La Policía Militar de Mato Grosso identificó a tres personas caminando en la espesa vegetación. Los tres eran bolivianos cargando bultos con ladrillos de cocaína. El operativo terminó a las 03.00.

“Se evidenció la manera en que operan las ‘mulas humanas’ para transportar narcóticos. Al darse cuenta de que serían abordados, liberaron el material e intentaron evadir por una región de selva densa, lo que permitió ubicar y detener a 3 (tres) sospechosos. Luego de investigar el material, se comprobó que se trataba de una sustancia que aparentaba ser intoxicante.

Posteriormente, el pesaje del material incautado ascendió a la cantidad de 45 tabletas de sustancia análoga a la pasta base de cocaína, con un peso aproximado de 47.700 kilogramos (cuarenta y siete kilos setecientos gramos). Los sospechosos fueron enviados junto con la materialidad del crimen a Defron en Cáceres/MT para otras diligencias”, dice el informe de la Policía Militar de Moto Grosso al que tuvo acceso este medio de comunicación.

En esa operación se logró incautar los 45 ladrillos con pasta base de cocaína y según los efectivos del vecino país este cargamento asciende a 1.106.411 bolivianos, que son 158.967 dólares.

Otro operativo se desarrolló el 20 de junio de este año. En este se logró incautar 145 ladrillos que contenían clorhidrato de cocaína y pasta base de cocaína. 53 eran cocaína refinada y 92 pasta base. Se detuvieron a cuatro personas. Todos ciudadanos bolivianos. El monto de la droga incautada asciende a 2.206.748 bolivianos, que en dólares es 317.061.

LEER MÁS  Embarrancamiento en Potosí deja un muerto y una veintena de heridos

“En la frontera entre Brasil y Bolivia, en el Estado de Mato Grosso, en el municipio de Porto Esperidião, un equipo de policía patrullaba las inmediaciones de la comunidad rural Morada do Sol, cuando se vieron varios individuos caminando por una región forestal, portando similares volúmenes sobre sus hombros ‘bolsas’ similares al modus operandi ‘mulas humanas’. Al percatarse del acercamiento policial, soltaron material e intentaron huir más adentro del bosque cerrado, logrando la detención de 4 (cuatro) infractores, siendo informados por los infractores que 3 (tres) sospechosos en total se dieron a la fuga”, dice la primera parte del informe policial militar.

La incautación en Brasil de cocaína que pasó desde Bolivia. Foto: GEFRON Brasil

“En el interior de las bolsas se constató sustancia análoga a estupefaciente, totalizando 145 (ciento cuarenta y cinco) sobres, con 53 (cincuenta y tres) sobres de sustancia análoga al clorhidrato de cocaína con un peso aproximado de 58.402 kilogramos y 92 (noventa y dos) casquillos de sustancia análoga a la pasta base de cocaína, con un peso aproximado de 95.138 kilogramos, con un peso total aproximado de 153.540 kilogramos, dada voz de aprehensión e informados de sus garantías constitucionales, los imputados fueron remitidos junto con la materialidad de la delito a DEFRON en Cáceres/MT, para otras medidas”, concluye el reporte.

Uno de los últimos operativos sucedió el 27 de junio. También en la madrugada de ese día, los efectivos brasileños detuvieron el paso de un grupo de ocho personas que llevaba droga. Solo se pudo detener a un ciudadano boliviano.

“El hecho se registró alrededor de las 02.30 horas. Los agentes fronterizos patrullaban cerca de la zona del Naranjal y vieron a ocho personas caminando a pie cargando bolsas similares a ‘mulas humanas’. Al notar la presencia del equipo, los sospechosos arrojan las bolsas al suelo y corrieron hacia el bosque. Se comenzó a buscar a los prófugos, escaneando el lugar y dando con uno de los sospechosos. En conversación, admitió que venía de Bolivia y recibiría R$ 200 por tableta transportada, que tenía como destino final la ciudad de Porto Esperidião”, dice el reporte.

LEER MÁS  La Independencia de Bolivia y la cuestión de Tarija

En este operativo se logró encontrar 197 paquetes de pasta base de cocaína. El único detenido admitió que iba a recibir 200 reales -que son 257 bolivianos- por cada ladrillo transportado a Brasil. Sin embargo, en esta operación el valor de la droga sustraída tiene un valor aproximado de un millón de dólares.

Zona roja

El diputado Saúl Lara, de Comunidad Ciudadana (CC) y exministro de Gobierno de Carlos Mesa, puso a San Matías como una zona del narcotráfico. El legislador afirmó que el problema de tráfico de drogas rebasó al Gobierno y a la Policía Boliviana.

“Bolivia es un país productor de droga, es país de tránsito de cocaína, coca y clorhidrato del Perú que va rumbo a los mercados brasileños y mercados europeos y también es un país de paso de precursores”, remarcó Lara.

A principios de este año en San Matías se produjo el asesinato de dos personas ligadas al narcotráfico. Según agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) las dos principales bandas criminales de Brasil pelean por dominar el municipio boliviano. Se trata del Primer Comando Capital (PCC) y Comando Vermelho.

“Tenemos un registro que en los últimos 20 años en la región de San Matías fueron asesinadas 170 personas de la forma más violenta. Todos los casos están sin aclarar, son ajustes de cuentas. Hay muertos, brasileños fugitivos de cárceles de Brasil, exdirigentes cívicos y exalcaldes. La mayoría fueron enterrados en fosas comunes, algunos fueron enterrados vivos, esto es terrible”, dijo un agente”, reveló un agente de la Felcn a principios de esta gestión.

//El Deber

Comparte esta noticia en: