Victoria boliviana, el nenúfar más grande en el planeta

Durante muchos años, la especie Victoria amazónica ha sido considerada el nenúfar más grande del mundo. Ahora, gracias al trabajo de un equipo de expertos de los Reales Jardines Botánicos de Kew (Kew Gardens, Reino Unidos) con la participación destacada del horticultor y botánico tropical asturiano Carlos Magdalena (Gijón, 1972) se ha podido descubrir que existe una especie que tiene más méritos para ocupar esta primera posición en la lista de plantas acuáticas gigantes: la Victoria boliviana.

Comparten nombre de género (Victoria, en honor de la reina británica), son de apariencia similar y en la naturaleza se distribuyen por las mismas aguas en algunas ocasiones (Bolivia, Guyana, Colombia, Paraguay y Venezuela).

Más curioso aún es que la confirmación científica de que la V. boliviana es genéticamente diferente a la V. amazónica y, por tanto, merece clasificación propia que ha llegado gracias a unas muestras conservadas durante 177 años en los herbolarios de Kew.

“Este es el primer descubrimiento de un nuevo nenúfar gigante en más de un siglo. Pero las sorpresas no terminan ahí: Victoria boliviana es ahora el nenúfar más grande del mundo, ¡con hojas que alcanzan los 3 metros de ancho en la naturaleza!”, explica Kew Gardens en una nota informativa.

“El récord actual de la especie más grande lo tiene una planta de La Rinconada Gardens en Bolivia, donde las hojas crecieron hasta los 3,2 metros”, detalla esta famosa institución botánica.

LEER MÁS  Tras cumplir su misión y jubilarse, 9 sargentos y subtenientes caninos buscan una familia

Los resultados de esta investigación han sido publicados (4 de julio) en la revista en la revista Frontiers in Plant Science.

Victoria boliviana crece en uno de los humedales más grandes del mundo, los Llanos de Moxos en la provincia de Beni, que también alberga al delfín de río boliviano (Inia geoffrensis ssp. boliviensis) y al delfín barbazul en peligro crítico.

Sospecha confirmada

Después de sospechar durante años que había una tercera especie en el género Victoria (junto con V. amazónica, V. cruziana ), Carlos Magdalena, un experto mundial en nenúfares y uno de los principales horticultores botánicos de Kew, comenzó a investigar jardines en Bolivia.

En 2016, las instituciones bolivianas Jardín Botánico de Santa Cruz de La Sierra y Jardines La Rinconada donaron una colección de semillas de nenúfares gigantes de la tercera especie sospechosa.

Mientras Carlos cultivaba las semillas en Kew, observando el nenúfar crecer junto con las otras dos especies de Victoria, supo de inmediato que algo estaba diferente.

Victoria boliviana tiene una distribución de espinas y forma de semillas diferente a la de otros miembros del género Victoria, lo que la hace distinta.

Produce muchas flores al año, pero cada una se abre por turnos, una a la vez, y durante solo dos noches, cambiando de blanco a rosa y cubiertas de afiladas espinas.

LEER MÁS  La Independencia de Bolivia y la cuestión de Tarija

La parte inferior de sus hojas también es un espectáculo para la vista, se asemeja a un cruce entre un puente colgante y el techo de una antigua catedral.

Apuntes

Tras años de estudio, el equipo liderado por el español, con la artista botánica independiente Lucy Smith, de Kew, y la investigadora de genómica de la biodiversidad Natalia Przelomska, junto con compañeros del Herbario Nacional de Bolivia, el Jardín Botánico Santa Cruz de La Sierra y los Jardines La Rinconada, confirmaron que, efectivamente, era una nueva especie gracias a la utilización de datos nuevos.

Su nombre, Victoria boliviana, hace honor a los compañeros bolivianos y al hogar donde crece el nenúfar en América del Sur, los ecosistemas acuáticos de Llanos de Moxos.

El estudio destaca que Victoria boliviana es ahora el nenúfar más grande del mundo.

//Los Tiempos

Comparte esta noticia en: