Una tradición de lanzarse Bolas de fuego iluminan el cielo en El Salvador

Foto EDH/ Jonatan Funes

Una vez más, el municipio de Nejapa, al norte de San Salvador, ardió en llamas con la emblemática tradición de las Bolas de Fuego, la cual se llevas cabo cada 31 de agosto en la calle principal, frente a la iglesia católica.

Y es que luego de dos años sin realizarse debido al Covid-19, la ciudad volvió a abarrotarse de cientos de salvadoreños y extranjeros que se vieron atraídos por la peculiar tradición que nació el 15 de septiembre de 1922.

Mientras que, al caer la noche, el olor a carne asada, pollo frito, y de otros platillos típicos invadió el ambiente, despertando el apetito de los asistentes, quienes llegaron emocionados por volver a revivir la tradición del lanzamiento de bolas.

150 jóvenes participaron en la tradición. Foto EDH/ Jonatan Funes

A la batalla de las bolas de fuego se le conoce como “La Recuerda” porque, según la leyenda, rememora a las piedras en llamas que emergían de una violenta erupción del volcán de San Salvador en 1658, cuando destruyeron el antiguo asentamiento de Nixapa.

Imagen

Los jóvenes que forman parte de esta ardiente tradición son mayores de 18 años, pues al ser una actividad peligrosa, se deben seguir un reglamento para evitar quemaduras.

Imagen

Este año, alrededor de 3,000 bolas se arrojaron al aire durante el juego que duro dos horas.

//ElSanvador

Comparte esta noticia en: