El niño empeñado por cerveza sufría abandono, su abuela obtiene la custodia

El niño de cuatro años, que fue empeñado por cerveza en la zona de Los Lotes de la ciudad de Santa Cruz, “sufría abandono”, denunció su abuela materna, por eso ella solicitó su custodia. La Defensoría de la Niñez aceptó su pedido.

“Mi nieto sufría constantemente abandono”, afirmó la abuela, Elena Suzaño, quien denunció a su hija María Elena Huanca -la madre del pequeño-y su pareja Roger P. por abandono.

Relató que tanto su hija como sus tres nietos vivían cerca de su casa. “Yo siempre me hacía cargo de mis nietitos, porque ella los dejaba”, indicó al explicar que por eso “siempre estaba al pendiente de los niños para darles sus alimentos”.

Es más, aseguró que por eso los niños mayores de nueve y siete años ya vivían con ella.

El pequeño abraza a su abuela, luego de su reencuentro con ella, en la ciudad de Santa Cruz. || Fotos / Abog. José Droguett

Sin embargo, el pasado viernes María Elena salió con el menor de sus hijos y no se supo más de ambos, hasta el lunes, cuando la señora recibió una llamada de una vecina.

“Al mediodía yo estaba saliendo a vender, (aunque) mi pena era saber el paradero de ellos. Decía dónde estarán. Presentía algo porque no había llegado a la casa donde vivían”, dijo.

No obstante, cerca al mediodía una vecina, “la señorita Jhosely, me llamó para decirme que mi nieto había sido prendado. ‘Váyase por Los Lotes, ahí está el niño, andá a recogértelo’, me ha dicho”, contó.

Aseguró que fue la joven quien pagó la deuda a la rockola, donde su hija junto a su pareja habrían consumido bebidas alcohólicas.

El abogado José Droguett Zeballos contó a Página Siete que la madre y su pareja empeñaron al niño en la rockola por un valor de 100 bolivianos en cerveza.

Tras enterarse de lo sucedido, la mujer alistó a sus otros nietos y junto a ellos fue a recoger al más pequeño. “A la 1:00 (del lunes) lo he recogido”.

Enfurecida por lo que pasó, doña Elena acudió a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Los Lotes y denunció a su hija y a su pareja.

 

“Primero detuvieron a la pareja de la madre del niño, dos horas después a la progenitora”, indicó el jurista.

Cuando María Elena fue aprehendida, “se puso agresiva con su mamá e incluso le gritó improperios”, lamentó el jurista tras resaltar que doña Elena sólo hizo la denuncia por el bien de sus nietos. “Imagino que fue difícil para ella porque estaba denunciando a su propia hija”.

Luego, la Defensoría de la Niñez intervino y se llevó al pequeño, quien, en una valoración psicológica, relató que en el lugar donde fue prendado le hicieron lavar los platos. “Por eso, nosotros queríamos que el caso sea llevado por el delito de trata”, indicó el abogado.

Además, el pequeño contó que su padrastro le mostraba sus genitales y que veía que él y su mamá tenían relaciones íntimas delante de los pequeños.

Ayer se llevó la audiencia cautelar de ambos imputados y el Juzgado de Instrucción Penal Décimo determinó que la madre del niño tenga detención preventiva en el penal de Palmasola, por seis meses.

En tanto que el padrastro del pequeño tuvo medidas sustitutivas y se benefició con la detención domiciliaria, además del pago de una fianza de 5.000 bolivianos.

Mientras tanto, Droguett afirmó que la Defensoría de la Niñez determinó que la abuela se quede con la custodia de los tres niños para evitar que ellos se separen.

//Página Siete

Comparte Esta Noticia En: